Alimentación

7 Mitos sobre el sol que debes eliminar de tu cabeza

tomar-sol

Colaboración de Edith Gómez

El sol es una importante fuente de energía, fortalece el sistema inmune y mejora el estado anímico. Ayuda a prevenir el cáncer de mama, puede eliminar bacterias de la piel, reduce la presión arterial, aumenta la cantidad de oxígeno en la sangre e incluso puede curar la depresión.

En realidad, son muchos los beneficios que el sol puede traer a nuestra salud. Sin embargo, exponerse de manera prolongada puede ser muy peligroso para todos. En torno a este tema, han surgido muchísimos mitos que la mayoría considera reales sin antes documentarse.

Esta lista que te presentamos a continuación, es sobre los mitos más comunes:

1.    Mientras más rojo, mejor el bronceado

Es verdad que mientras más tiempo te expongas al sol, más color tomarás. El problema es que estas quemaduras pueden acarrear problemas serios a largo plazo, como el cáncer de piel.

Además, después de exponerse a una radiación excesiva el cuerpo comienza a sufrir. Las quemaduras se tornan muy dolorosas y se pueden presentar cuadros de fiebre.

2.    Los morenos no se queman

Al igual que las personas de tez blanca, las de tez morena sufren el mismo riesgo de desarrollar cáncer de piel aunque no se quemen. Por este motivo, es imprescindible aplicarse protector solar cada cierto tiempo.

¿Por qué los de tez blanca se queman, y los de tez morena no? La razón es el número de fototipo (capacidad de la piel para asimilar los rayos del sol). Los blancos tienen un fototipo 1 que al contacto con el sol, se queman de inmediato. En cambio los morenos, son de fototipo 6, por lo que no se queman al contacto con el sol.

3.    Los bronceadores caseros son mejores

Probar alternativas caseras para obtener el bronceado deseado, puede ser bastante perjudicial para tu piel. Hay quienes usan desde coca – cola, yodo, aceite de oliva, aceite de bebé con canela, y hasta jugo de limón para broncearse.

Lo que desconocen es que estos bronceadores lo único que harán es freírles la piel y les harán susceptibles a desarrollar enfermedades graves en el futuro.

4.    Mientras más alto el factor de protección solar, menos oportunidad hay de broncearse

La realidad es que te vas a broncear, indiferentemente si usas un bloqueador de baja o alta protección. Si usas el más alto, tardarás más en ver el color, pero tarde o temprano lo notarás.

El cuidado de la piel debería ser mucho más importante que sólo broncearse por vanidad. Así que lo más recomendable es que uses bloqueadores de mínimo 30 de protección solar, sólo así evitarás quemaduras.

5.    Es innecesario ponerse crema en los días fríos y nublados

No importa la cantidad de nubes que puedas ver en el cielo, el sol sigue ahí. Los rayos ultravioleta penetran las nubes hasta llegar a tu piel, así que no dejes de aplicarte tu bloqueador.

Si vas a la montaña en un día gris y no aplicas nada sobre tu piel, cuando llegues a tu casa comenzarás a sentirte muy caliente, a sentir ardor y tus labios se agrietarán ¡no subestimes los días grises!

6.    Aplicarse crema una vez al día es más que suficiente

Así como algunas personas no le hacen caso a los bloqueadores solares, hay otros que lo hacen a medias. En el fondo creen que con una sola aplicación estarán protegidos todo el día, lo cual es totalmente falso.

La manera correcta de aplicarlo es 30 minutos antes de exponerse al sol y volver a aplicarlo cada dos horas. De esta manera garantizarás un mejor cuidado a tu piel.

7.    La única manera de absorber vitamina D es a través del sol

Los rayos del sol son una importante fuente de vitamina D que nos ayuda a fijar el calcio y otros minerales en los huesos. Aunque esto es algo bueno para el organismo, no es necesario exponerse tanto tiempo al sol, 5 minutos son suficientes.

La vitamina D no sólo se absorbe del sol, también puedes obtenerla a través del consumo de suplementos vitamínicos. Así que la exposición al sol no siempre es necesaria.

La idea de este artículo es poder desmentir todos aquellos mitos que se nos han venido inculcando desde pequeños con el fin de crear conciencia respecto a los cuidados de la piel. ¿Conoces otro mito? ¡Cuéntanos!

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

3 Consejos para eliminar grasa de tu cuerpo en poco tiempo

Colaboración de Edith Gómez 

Estás haciéndolo todo bien: realizas ejercicios cardio, evitas la comida basura, pero sin embargo la grasa parece no querer abandonar tu cuerpo. ¡Toma nota!

Truco 1: no te pases comiendo antes de irte a dormir

¿Recuerdas que has comido ayer antes de ir a dormir? ¿Sabes lo que comerás hoy antes de ir a la cama?

Esto es muy importante, ya que lo que consumas hasta dos horas antes de ir a dormir es de mucha importancia al momento de perder grasa.

Esta es la regla: come lo adecuado para la actividad que vayas a realizar.

La mayoría de nosotros luego de cenar, pasamos a un estado de relajación y sedentarismo. Por este motivo no debemos consumir la comida típica de un fisiculturista. En vez de eso, debemos comer los alimentos adecuados para la actividad posterior: muy poco movimiento.

De forma más concreta, debes disminuir tus carbohidratos de forma drástica. Debes recordar, los carbohidratos actúan en trabajo de alta intensidad. Y en la actualidad no tenemos evidencias de dormir a alta intensidad.

Por otra parte, la grasa es convertida en el primer recurso energético a medida que la intensidad del ejercicio se reduce. En resumen, mientras duermas estás quemando grasa (no caigas en ilusiones, porque aunque suena bien, las calorías que se queman son muy pocas).

Cuando se habla de disminuir el consumo de carbohidratos, nunca se refiere a eliminarlos. Así que puedes cenar verduras sin problemas.

Truco 2: actividad mañanera sin hidratos
A esto se le conoce como entrenamiento en ayunas y debe tenérsele mucho respeto.

Imagina que terminas de desayunar un plato de cereales y que has decidido salir a hacer un poco de cardio. El problema reside en que la energía que necesitará este ejercicio será proporcionada por los carbohidratos del cereal que desayunaste. Si lo que deseas es perder peso, no es de tú interés que tu organismo use lo que acabas de comer, sino lo que ya posee el cuerpo.

¿Entonces qué debe hacerse para que la grasa sea quemada?
Luego de ir a dormir, el glucógeno en el hígado y el azúcar en la sangre son casi inexistentes. Así que el cuerpo es forzado a quemar grasas para producir energías.
El entrenamiento en ayunas incrementa los niveles de la hormona quemagrasas norepinefrina. Por ese motivo los fisiculturistas han realizado este entrenamiento por mucho tiempo con excelentes resultados.

Pero esta estrategia no es perfecta.

Truco 3: come hasta saciar los músculos, no tu hígado
Tienes que consumir carbohidratos para llenar el glucógeno en tus músculos, para que estos tengan un crecimiento y desarrollo óptimos. Intentar construir músculo sin carbohidratos es como manejar un coche sin llantas. Puede hacerse, pero tomará mucho más tiempo llegar al destino.

Veamos algo de teoría. Existen tres tipos de monosacáridos buenos para el cuerpo: fructosa, glucosa y galactosa.

La glucosa es la favorita del cuerpo. Cuando se encuentra en el cuerpo, la glucosa puede ser usada como energía, se almacena como glucógeno y se transforma en grasa. Por ello es de importancia no ingerir tantos carbohidratos como para que se transformen en grasa. Debemos consumir solo la cantidad que reponga el glucógeno muscular que hemos gastado en el entrenamiento.

Sobre la fructosa, la fructosa es absorbida rápidamente y transportada al hígado como glucógeno. Se descompone lentamente en función de las necesidades del cuerpo. ¿Suena bien, cierto? Pero no. Cuando nuestro hígado se encuentra lleno (y este solo tiene una capacidad de 100 gramos), cualquier molécula se transforma en grasa.

Por este motivo, vigila que lo que se vaya a tu sangre sea glucosa y no fructosa. Aunque también tienes que cuidar el consumo de sacarosa, que está compuesta por una molécula de glucosa y otra de fructosa.

Otro alimento que debes tener en cuenta es la fruta. Por ejemplo, una manzana contiene 25 gramos de carbohidratos, y 15 de ellos son de fructosa. No quiero decir que elimines la fruta, sino disminuirla a dos piezas diarias (aunque sé que para mucha gente eso no significa “reducir”).

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Dieta equilibrada, no te obsesiones

woman eating salad and fruits and measuring her waist

Llegan los calores y much@s ya estamos pensando en recuperar el tiempo perdido y retirar de nuestro físico esos kilos que nos sobran, much@s abrazaran dietas drásticas que en muchos casos son perjudiciales y que en cuanto se abandonan volvemos a estar en las mismas. No te prives de nada o casi nada y acostúmbrate a comer equilibrado todo el año, tu cuerpo lo agradecerá y los resultados con unas pautas constantes los notaras.

Una dieta equilibrada es aquella a la que aportamos alimentos variados en cantidades proporcionadas y adaptadas a nuestro gasto calórico diario. Esto no implica dejar de comer determinados alimentos, aunque si se puede prescindir de ellos eso que ganáis, el truco esta en comer de todo en su cantidad necesaria, comer sano ha de permitirnos una riqueza de sabores y aromas global, de esta forma todo será más sencillo y no nos sentiremos atrapados en dietas que en realidad son un sacrificio más que un beneficio, y si un día se tercia saltarnos una línea roja (muy de moda últimamente) pues nos la saltamos. No nos obsesionemos.

A modo de referencia lo ideal sería consumir los alimentos con cierto orden según su origen o categoría, es decir:

  • Pastas y/o arroz dos o tres veces a la semana
  • Legumbres, una o dos veces a la semana
  • Ensaladas con verdura fresca sin cocinar una vez al día
  • Verduras procesadas ( plancha, hervidas) una vez al día
  • Dos piezas al día de fruta
  • Pescados entre dos y tres días por semana
  • No abusar del pan, pero tampoco eliminarlo, unos 90 gr. al día estaría bien
  • Lácteos, yogures, leche y otros alrededor de medio litro diario en su conjunto
  • Carne en su conjunto, cerdo, ternera, embutidos, rellenando huecos del menú semanal
  • Los líquidos durante las comidas son necesarios, lo ideal es el agua, pero no elimines una copa de vino o una cerveza, en la moderación esta el secreto. La ingesta de agua diaria debería ser de entre dos y cinco litros diarios, ten en cuenta que muchas comidas ya contienen agua y también cuenta.

Siguiendo estas pautas podemos confeccionar un menú semanal variado con cinco comidas diarias:

  1. Desayuno
  2. Almuerzo
  3. Comida
  4. Merienda
  5. Cena

No te sacies, es preferible que te quedes con un poco de hambre, haz alguna actividad deportiva diaria, y sobre todo no te obsesiones poco a poco los resultados se irán notando.

Una vez que ya cuidamos el cuerpo por dentro vamos a cuidarlo por fuera, la progresiva mejora que notaras en el peso deberías acompañarla con tratamientos que cuiden y regeneren tu piel y tejidos, como nuestro campo es lo natural hay van unos consejos:

  • Aceite de Masaje Adelgazante, ayuda a reducir el exceso de grasa. Los Aceites Esenciales de Cedro y Ciprés tienen propiedades ditepénicas y sesquiterpérnicas que estimulan la circulación sanguínea y linfática reforzando la acción anti grasa y ayuda a eliminar las estrías.
  • Aceite de Masaje Regenerador, es un equilibrador de la piel. Restaura el aspecto lacio de la piel y frena la aparición de arrugas. Su formulación natural contiene Aceites Esenciales con acción regeneradora y rejuvenecedora.
  • Aceite de Masaje Reafirmante, su formulación contiene una sinergia activa de Aceites Esenciales que por las propiedades de sus componentes ejerce un efecto tonificante y revitalizante sobre la piel, aportando efectos reafirmantes en los tejidos y previniendo la flacidez.
  • Aceite de Masaje Anticelulítico, previene su aparición y ayuda a disminuir el tamaño de estos depósitos de grasa.
  • Aceite de Masaje Moldeador, por sus propiedades activas previene el exceso de peso y la retención de líquidos gracias a su acción drenante, estimula la micro circulación a la vez que tonifica la piel.
  • Agua Reina de Hungría, es un catalizador y potenciador de tratamientos, ya que al aplicarlo en friegas favorece la circulación sanguínea consiguiendo que los tratamientos que estés realizando penetren mejor y más rápidamente en la piel.

Y esto es todo, vive y come felizmente y los resultados llegaran poco a poco, no te metas en dietas radicales y aliméntate con cabeza.

eartesano   –    estiloartesano

 

Vitamina C, añádela a tu dieta diariamente.

Alimentos ricos en vitamina C

Alimentos ricos en vitamina C

Pincha en la imagen

La Vitamina C la podemos encontrar en frutas y verduras de forma natural y deberíamos consumirla diariamente y más aun en época invernal, nos refuerza ante la gripe y procesos catarrales (aunque hay estudios que demuestran que esto no es cierto para todo el mundo), mejora nuestro sistema para sintetizar el calcio y otros minerales, reconstruye y mejora nuestros tejidos y sistema óseo.
La Vitamina C es antioxidante y se cree que reduce el riesgo de cáncer. Se establece que la cantidad mínima diaria recomendada CDR en 60 mg. Si bien hay estudios que recomiendan y establecen esa cantidad mínima para hombres en 90 mg. y para las mujeres en 75 mg. diarios.
En la foto veras algunos de esos alimentos y la cantidad de Vitamina C que contienen por cada 100 gr. pero vamos a detallar algunos de ellos.

Por su rareza en nuestro país destacamos La Ciruela Kakadu, variedad de ciruela australiana y considerada como la fruta con más vitamina C. Si la comparamos con la naranja, alimento “nacional” la ciruela Kakadu posee 100 veces más Vitamina C.

El Escaramujo, llamado también rosal silvestre, lo tendríamos en el tercer puesto del ranking por cantidad de vitamina C, con su fruto podemos preparar zumos, eso sí, con la precaución de retirar las semillas ya que estas son tóxicas.

Brocoli, rico en vitamina cPara los amantes de las verduras destacamos el Brócoli, la Coliflor y la Coles de Bruselas. Estas verduras por si solas casi nos aportan el CDR diario recomendado, pero destacaríamos el Brócoli que con sus 89mg/100gr. nos aportaría el 149% de lo recomendado.

Qué decir de naranjas y mandarinas, estas dos frutas tan habituales en nuestra dieta son dos grandes apartadoras de Vitamina C, en el caso de la Naranja, con una sola pieza aportaríamos 83mg, cantidad por encima del CDR diario, en el caso de las Mandarinas y Clementinas deberíamos consumir 2 piezas para llegar o sobrepasar el CDR.

Nos vamos a detener en la Grosella, en este fruto hay que distinguir su color, la Grosella negra contiene mucha más Vitamina C que la Grosella roja, en el orden de 200 – 80mg por cada 100gr. una diferencia muy sustancial. Esta diferencia de vitaminas respecto a su color también es válida para los pimientos, aquí se lleva el premio el Pimiento Verde, especialmente si está maduro, ya que supera a los alimentos cítricos en Vitamina C.

Alimentos con vitamina cOtros alimentos con buenas cantidades en Vitamina C son, el Pomelo, Mango, Limon, Coliflor, Espinacas, Papaya……..Caqui….en fin seria una lista bastante larga, me he centrado en los que más tienen, pero hay muchos más. Os dejo un enlace (entra aquí )que os proporcionara mas información sobre la Vitamina C, no olvides incorporarla diariamente a tu dieta.